• Gustavo Yarroch

El motivo por el cual no está confirmado que la pretemporada de River será en Estados Unidos

La puesta a punto del plantel en Norteamérica depende de una serie de asuntos burocráticos que demoran la definición. ¿Qué razón es decisiva para tener el OK?


A una semana para que el plantel y el cuerpo técnico de River se reencuentren para comenzar la preparación de un semestre muy exigente luego de tres semanas de vacaciones, la realización de la pretemporada en Estados Unidos todavía no está confirmada.


Como consecuencia de las demoras que hay a raíz de la pandemia para llevar adelante el trámite de la visa que se requiere para entrar al territorio norteamericano, muchos jugadores aguardan que se destrabe la situación. Ese motivo impide que se pueda avanzar de lleno en la planificación de la puesta a punto.


Además, hay otro factor fundamental para que River cuente con el ok definitivo: debe resolverse cómo sería la vuelta de Estados Unidos, teniendo en cuenta que el viaje no es bajo el sistema de burbuja, tal como ocurre de forma excepcional con los partidos correspondientes a las copas internacionales. Por lo tanto, hoy no hay manera de evitar el cumplimiento de una cuarentena al retornar a la Argentina.


QUIÉN ES EL JUGADOR DE NACIONAL DE MONTEVIDEO QUE TIENE EL SUEÑO DE JUGAR EN RIVER


En ese contexto, Marcelo Gallardo sumará cinco juveniles sea donde fuere la pretemporada, sabiendo que tendrá algunas ausencias por las diferentes convocatorias -aún no se dieron a conocer las listas- a la Copa América. El marcador central Tomás Lecanda, el mediocampista de marca Felipe Peña, el volante ofensivo Tomás Galván y los delanteros Daniel Lucero y Flabián Londoño Bedoya (goleador colombiano de la Reserva) son los elegidos por el técnico.


Mientras atraviesa sus vacaciones en la Patagonia, uno de sus lugares preferidos, Gallardo sigue atentamente los movimientos del mercado de pases. El "Muñeco" espera contar con la vuelta de Enzo Fernández desde Defensa y Justicia, y pretende sumar dos refuerzos de jerarquía para darle un salto de calidad al equipo. Quiere un mediocampista de poder desequilibrante y un delantero, sobre todo ante el panorama incierto sobre la posibilidad de hacerle un nuevo contrato a Rafael Borré, cuyo vínculo finalizará el 30 de junio.


0 comentarios