• Gustavo Yarroch

El semáforo de la Selección en el empate ante Chile

Cómo fue el rendimiento individual de los jugadores de Argentina en el 1-1 que tuvo lugar en Santiago del Estero, por las Eliminatorias para el Mundial de Qatar 2022.


El empate 1-1 contra Chile dejó varios rendimientos individuales para el análisis. La Selección Argentina no pudo quedarse con tres puntos que lo hubieran dejado como líder de las Eliminatorias Sudamericanas durante al menos un día, teniendo en cuenta que Brasil recibirá esta noche a Ecuador.


Segundo y en zona de clasificación a la Copa del Mundo Qatar 2022, el conjunto que dirige Lionel Scaloni tuvo desempeños irregulares en cuanto a sus futbolistas. Desde los que mostraron un nivel muy positivo hasta quienes quedaron en deuda y no supieron sacarle rédito a sus oportunidades.


EL SEMÁFORO DE LA SELECCIÓN


EN ROJO


Juan Foyth: desaprovechó la chance de reemplazar a Gonzalo Montiel. Limitado para pasar al ataque, se lo vio contenido. Perdió la pelota varias veces.


Ángel Di María: insinuó más de lo que concretó. Se le nubló la vista en tres cuartos de cancha, donde su poder desequilibrante es fundamental. Desaprovechó chances propicias para causar peligro.


Lucas Ocampos: se empecinó sin éxito en la maniobra individual y tomó malas decisiones cerca del arco rival, motivo por el cual fue reemplazado en el entretiempo por Angel Correa.


EN AMARILLO


Nicolás Tagliafico: alternó buenas y malas, pero sigue dejando la sensación de que Argentina podría tener un lateral izquierdo que muestre un salto de calidad.


Leandro Paredes: no fue el que se destaca habitualmente en el PSG. La Selección extrañó su calidad de pase, tan importante para ofrecerle un buen panorama a cada comienzo de los avances.


Rodrigo De Paul: pura voluntad durante todo el partido. Probó tres veces de media distancia, pero a su juego le faltó un poco de pausa y también claridad en la entrega del balón.


EN VERDE


Cristian Romero: aprobó con creces en su debut absoluto con la Selección. Aportó firmeza y agresividad en la marca. Cuando pudo, hasta pasó a posiciones ofensivas. Mostró mucha personalidad y fue el más destacado de Argentina.


Lionel Messi: fue de menor a mayor. Sobre el final del encuentro, resultó el más peligroso de Argentina. Hizo el gol de penal. Si bien no fue una de sus grandes noches, su aporte en ofensiva fue valioso porque exigió al arquero Claudio Bravo en tres ocasiones y, además, estrelló un tiro libre en el travesaño.


Angel Correa: su ingreso en el inicio del segundo tiempo le dio un poco más de agresividad al ataque argentino. Tuvo movilidad, entregó bien la pelota y dejó la puerta abierta para tener mayor continuidad.


Julián Álvarez: jugó 27 minutos y le aportó frescura y vitalidad al ataque argentino. Respondió a las expectativas porque estuvo participativo en todo momento. Se conectó bien con Messi y, tras varias actuaciones en la Sub-23, no le pesó para nada el debut en la Mayor.


1 comentario