• Gustavo Yarroch

Enzo Pérez y Nacho Fernández, dos regresos que le sacaron una sonrisa a Gallardo

Ambos mediocampistas dejaron atrás sus problemas de salud y mostraron un rendimiento muy positivo en el triunfo 2-1 de River sobre Arsenal.


Cada jugador es importante en el plantel. Nadie está relegado aunque parezca lo contrario. Para Marcelo Gallardo es fundamental que la competencia interna tenga la vara alta, así tiene mejores opciones a la hora de armar el equipo y encontrar variantes tácticas ante diferentes situaciones de juego. En ese contexto, los regresos de Enzo Pérez e Ignacio Fernández le sacaron una sonrisa al técnico de River.


Mientras el mendocino fue titular y disputó los 90 minutos con un nivel muy positivo, pese a que luego de la salida de Milton Casco tuvo que actuar como segundo marcador central como rueda de auxilio por la ausencia de cambios disponibles, Nacho resultó clave para obtener los tres puntos ante Arsenal.


EL LATERAL IZQUIERDO, EL PRINCIPAL PROBLEMA EN EL LABERINTO QUE TIENE GALLARDO


El mediocampista zurdo ingresó para jugar el segundo tiempo en reemplazo de Bruno Zuculini. Ubicado como interno izquierdo, el número diez se reencontró con la versión que tantas satisfacciones le dio al Muñeco. Activo, veloz mentalmente y con inteligencia para ocupar los espacios, su gol sirvió para abrir la cuenta. Como si fuera poco, puso la pelota en profundidad para que Matías Suárez ampliara el marcador.


Recuperado de una lumbalgia, Fernández tuvo la movilidad necesaria y una precisión indispensable para desarmar al fondo del conjunto de Sarandí. Unos metros atrás, situado como eje del equipo, Pérez distribuyó con la claridad habitual en su vuelta después de haber tenido COVID-19 de forma asintomática.


A cinco días para el Superclásico y ocho para recibir a Palmeiras, por el compromiso de ida correspondiente a las semifinales de la Copa Libertadores, Gallardo tiene una buena noticia entre tanta preocupación por las lesiones musculares de Fabrizio Angileri y Casco: los retornos exitosos de Nacho y Enzo representan un alivio pensando en los compromisos decisivos que se avecinan.


0 comentarios