• Gustavo Yarroch

Hacerse fuerte con el nuevo césped, otra cuenta pendiente de River

Los números del equipo de Marcelo Gallardo hasta ahora son negativos desde que regresó al estadio Monumental con un campo de juego renovado.


Con una enorme expectativa, River regresó al estadio Monumental el 20 de febrero de este año, cuando venció 3-0 a Rosario Central luego de once meses sin actuar como local en su casa. Entre la cuarentena y una obra que demandó la inversión de 177 millones de pesos, el equipo que dirige Marcelo Gallardo estuvo un largo tiempo sin ser anfitrión en Núñez, donde el nuevo césped hasta ahora no llegó acompañado de buenos resultados.


Pese a que el estreno fue para River con una alegría y con la esperanza de desarrollar un fútbol de alto vuelo, los números por el momento ofrecen un porcentaje bajo en relación con la performance esperada al tener un sistema híbrido similar al de grandes estadios de Europa.


A partir del mencionado 3-0 sobre Central, River actuó once veces en Núñez. El saldo es de cinco triunfos, cuatro caídas y dos empates, es decir que obtuvo diecisiete puntos sobre treinta y tres posibles, el 53% de las unidades disputadas.


Lejos de mostrar un rendimiento acorde al enorme entusiasmo generado, River no pudo hacerse fuerte en el nuevo césped. Sin el peso ofensivo de otras épocas, aunque con un equipo que perdió figuras importantes como Ignacio Fernández, Exequiel Palacios y Juan Fernando Quintero, no halló la contundencia necesaria y tampoco brindó garantías defensivas.


El pasto corto y veloz, tal como pretendía el Muñeco, por el momento no ayudó a que los rivales sintieran la localía del club de Núñez. Es otra cuenta pendiente del River de Gallardo, cuya próxima presentación como anfitrión será el domingo que viene, cuando desde las 18 reciba a Unión, por la segunda fecha de la Liga Profesional de Fútbol.


0 comentarios