• Gustavo Yarroch

La búsqueda de Gallardo en el arranque de la pretemporada de River

Ya desde el primer día, el entrenador puso especial énfasis en el aspecto técnico y futbolístico porque sabe que el equipo tendrá desventaja en relación con sus rivales del Grupo D de la Copa Libertadores.


A Marcelo Gallardo le gustan los desafíos. Cuanto más difícil es un objetivo, más entusiasmo siente. Revirtió series adversas, cambió la historia moderna del Superclásico y puso a River en la vanguardia del fútbol sudamericano. Sin embargo, jamás se imaginó que iba a tener que diseñar un plan para que sus dirigidos volvieran a jugar después de una pandemia.


Si no existe una demora en los plazos contemplados por la Conmebol para reanudar la Copa Libertadores, habrán pasado cinco meses y seis días cuando River visite a San Pablo después de haber goleado 8-0 a Binacional en su última presentación absoluta. Consciente de que el equipo brasileño, el conjunto peruano y Liga de Quito llegarán con mayor tiempo de preparación e incluso compromisos oficiales de por medio, el "Muñeco" apunta a una pretemporada que permita un trabajo integral a nivel físico-futbolístico.


Sin la posibilidad de tener amistosos previos al jueves 17 de septiembre, la fecha pactada para actuar en el Morumbí, Gallardo pretende que los entrenamientos en el predio de Ezeiza sirvan para recuperar cuanto antes la sensibilidad de sus futbolistas con la pelota en los pies. Como casi todos tuvieron espacios verdes en sus casas para trabajar físicamente durante el largo parate, la principal búsqueda es netamente técnica.


QUINTERO, PRATTO E HIGUAÍN: EL MERCADO TIENE MOVIMIENTOS


A excepción de los extranjeros, quienes en sus países contaron con mayores libertades e incluso lugares aptos o canchas de fútbol (un ejemplo es el de Robert Rojas con la Selección de Paraguay), el plantel tiene la imperiosa necesidad de volver a familiarizarse con el elemento más importante del juego: la pelota. Por eso las tareas desde el lunes no sólo están enfocadas en los esfuerzos (hoy hubo tareas de potencia sobre arena), sino también en trasladar el balón que se utiliza para la Copa Libertadores con el propósito de conocer en detalle su dinámica.


Sin la chance de hacer pases entre sí, los jugadores de River solamente pueden compartir una cancha -un máximo de seis protagonistas en cada una-, aunque lejos de la interacción. Por razones sanitarias cada uno trabaja con su pelota. Así es el día a día del equipo de Núñez, que deberá visitar a San Pablo y Binacional en el regreso del máximo certamen continental a nivel de clubes: el jueves 17 de septiembre jugará en Brasil y el martes 22 se presentará en Perú.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro