• Gustavo Yarroch

La enseñanza que le deja a River la Copa ganada por Colón

Entre las virtudes que tuvo el campeón del certamen, existen dos aspectos que el equipo de Marcelo Gallardo deberá mejorar para tener éxito en el próximo semestre.


El tránsito irregular de River en este semestre dejó la inevitable sensación de que el equipo podría haber obtenido mejores resultados y que incluso estaba en condiciones de llegar lejos en la Copa de la Liga Profesional. Sin embargo, no tuvo contundencia en el ataque ni mostró solidez defensiva, cuestiones indispensables a la hora de soñar en grande.


La relación estadística entre la posesión de la pelota y la eficacia dejó expuesta la problemática que experimentó el conjunto que dirige Marcelo Gallardo, debido a que promedió un 63% de la tenencia de la pelota y una media de 17 remates por presentación. De hecho, lideró ambos rubros, escoltado por Talleres, con catorce tiros por encuentro y un 59% de manejo del balón.


BORRÉ CAMBIÓ DE REPRESENTANTE: ¿HAY CHANCES DE QUE SIGA EN RIVER?


A diferencia de Colón, un equipo que exhibió practicidad y la dosis necesaria de puntería en los metros finales, River pagó caros sus errores y deberá incorporar como enseñanza la importancia de ser más preciso para hacer efectivo todo lo que genera. Por ejemplo, el club santafesino, ganador del trofeo, ni siquiera se destacó por ser el dueño del desarrollo de los partidos, al punto tal de que promedió un 44% de posesión, con una media de doce disparos por juego.


¿Los números de los demás equipos grandes? Boca registró once remates de promedio y un 55% de tenencia, mientras que Racing, el subcampeón, tuvo la misma cantidad de tiros que el conjunto de la Ribera, pero con un 53% de posesión. San Lorenzo e Independiente culminaron sus participaciones con trece y diez tiros, respectivamente, además de un manejo del balón prácticamente similar: 46% del elenco de Avellaneda y 47% del que está identificado con Boedo.


0 comentarios