• Gustavo Yarroch

Las cuestiones reglamentarias a tener en cuenta en la antesala del regreso de los equipos argentinos

El retorno de la Copa Libertadores llegó acompañado de modificaciones tanto en las normativas como en los protocolos.


Tras un receso de seis meses como consecuencia de la pandemia, la Copa Libertadores se puso en marcha este martes. Sin embargo, los equipos argentinos volverán a competir desde el próximo jueves, cuando busquen sumar en sus diferentes compromisos: Racing-Nacional, San Pablo-River, Defensa y Justicia-Delfín, Libertad-Boca y Guaraní-Tigre.


A falta de ritmo de competencia, los cinco cambios que implementó la FIFA como medida excepcional para prevenir lesiones servirán como aliados para River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre. Sin partidos por los puntos ni amistosos, esa cantidad de variantes -en tres momentos distintos- permitirán administrar las cargas físicas.


Además, como ya es habitual desde la edición pasada de la Libertadores, habrá hasta doce suplentes por equipo. ¿La diferencia? Para blindarse ante eventuales contagios de COVID-19 en los planteles, la Conmebol permitió que las listas tengan hasta cincuenta futbolistas inscriptos. Un dato clave: si un club no reúne siete jugadores para presentarse, pierde 3-0 el encuentro.


LAS QUINCE FRASES PRINCIPALES DE GALLARDO


Con respecto a la tecnología, la fase de grupos seguirá igual que en marzo: no se utilizará el VAR, previsto a partir de los octavos de final en adelante. Los árbitros, quienes siempre son de países ajenos a los equipos protagonistas, pueden ser de la misma nacionalidad que el local en caso de que haya bajas inesperadas por coronavirus.


Sin público en los estadios, el color estará presente gracias a la autorización para que se puedan colgar banderas y pancartas. Más allá de eso, habrá fuertes restricciones en el acceso a las canchas: el campo de juego, sus alrededores y la zona de vestuarios tendrá un máximo de 128 personas incluyendo futbolistas, cuerpo técnico, árbitros, oficiales de la Conmebol, médicos, seguridad, alcanzapelotas y auxiliares esenciales.


En total, 276 será el tope de personas que podrán estar afectadas a un partido entre la zona de competencia, las tribunas, entradas y el perímetro para los móviles de televisión y distintos componentes indispensables. La desinfección de los vestuarios y sectores de uso estará a cargo del club que sea local, aunque no juegue en su estadio.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro