• Gustavo Yarroch

Las situaciones de Suárez, Maidana y Pinola: ¿cuándo podrán regresar?

Cómo es el panorama de los tres futbolistas experimentados de River que atraviesan distintos asuntos de salud.


Cada jugador del plantel es importante para Marcelo Gallardo. Si bien es cierto que algunos tienen mayor participación y protagonismo que otros en el once inicial de River, tarde o temprano el técnico requiere de las características de sus dirigidos para reemplazar a un compañero, otorgar una variante o simplemente para elevar la vara mediante la competencia interna.


En ese contexto, el "Muñeco" considera que aquellos futbolistas con experiencia y suficiente tiempo en el grupo le brindan mayores garantías, tal es el caso de Matías Suárez, Jonatan Maidana y Javier Pinola, cuyas situaciones hacen que hoy no estén a disposición del técnico por distintas cuestiones de salud.


LAS RESPUESTAS DE GALLARDO A LAS PREGUNTAS QUE SE HACEN LOS HINCHAS DE RIVER


El delantero cordobés se encuentra entrenando en su casa como consecuencia de un contacto estrecho de COVID-19 que lo obligó a estar aislado desde el martes de la semana pasada. Por eso no pudo formar parte del equipo contra Junior, Banfield ni tampoco en la convocatoria ante Independiente Santa Fe. Sin problemas en cuanto a síntomas, el próximo viernes será hisopado: en caso de que el resultado del testeo sea negativo, podrá reincorporarse a las prácticas ese mismo día o al siguiente.


En realidad, Suárez se perdió los últimos siete partidos de River porque previamente sufrió una sinovitis en la rodilla derecha que le impidió estar en los encuentros ante Atlético Tucumán (por la Copa Argentina), Colón, Central Córdoba, Fluminense (por la Copa Libertadores) y San Lorenzo.


Mientras tanto, Maidana atraviesa el décimo día desde que fue confirmado su contagio de coronavirus luego de los testeos PCR que se realizaron el lunes de la semana pasada. Por eso es inminente la realización de estudios médicos luego de que mañana reciba el alta epidemiológica. Si los exámenes arrojan como resultado que no padece secuelas, volverá a trabajar a la par de sus compañeros.


A diferencia de Suárez y de Maidana, Pinola tiene que esperar un tiempo más. Sin la férula que le protegía el antebrazo derecho, la zona donde sufrió una fractura el domingo 28 de febrero ante Platense, el marcador central zurdo debe aguarda que quede soldado el callo posterior a la lesión para que en dos o tres semanas esté listo. Ante ese panorama, continúa realizando una rutina aparte en cada jornada de trabajo. Desde el cuerpo técnico reconocen por lo bajo que físicamente está muy bien y que solamente deberá recuperar el ritmo futbolístico perdido.


0 comentarios