• Gustavo Yarroch

Las sospechas sobre el caso de coronavirus en River y los cuidados para el plantel

Todavía no existen precisiones sobre cuándo se contagió el entrenador de arqueros, aunque ya se extremaron medidas para evitar la posible propagación de COVID-19 en la delegación.


La armonía de la burbuja de River en Ezeiza se deshizo durante las últimas horas del jueves, cuando la confirmación de que Adrián Olivieri padece COVID-19 obligó a modificar por completo la rutina prevista para el viernes y el sábado, día en el que estaba pautado terminar con el aislamiento en el hotel Holiday Inn.


Como consecuencia del contagio que padece el mencionado entrenador de arqueros, quien ocupa el cargo en reemplazo de Alberto "Tato" Montes, responsable habitual, el cuerpo técnico encabezado por Marcelo Gallardo adoptó medidas inmediatas: todas las personas de la delegación deberán quedarse en sus habitaciones hasta que se autoricen nuevos hisopados, que aún no tienen fecha precisa de realización.


Mientras las sospechas apuntan a que Olivieri se pudo haber contagiado el jueves, viernes, sábado (día de los testeos) o el domingo pasado, en River ya existen interconsultas con distintos infectólogos cercanos al Gobierno para ver cuáles son los pasos a seguir, teniendo en cuenta que puede haber más integrantes con coronavirus.


UN LEVE RETROCESO EN LA INTERMINABLE NOVELA DEL PASE DE QUINTERO A CHINA


A la espera de los hisopados (no se definió si se harán el domingo, el lunes o el martes que viene), el mayor foco de atención está puesto en los contactos estrechos de Olivieri dentro de la burbuja sanitaria: además de los cuatro arqueros (Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli), tres personas que compartían la mesa en las distintas comidas diarias: un kinesiólogo, un fotógrafo y un videoanalista.


Sin la posibilidad de realizar entrenamientos en conjunto ni movimientos al aire libre, los futbolistas, el cuerpo técnico, los auxiliares y los empleados están en sus dormitorios individuales. Allí cenaron, desayunaron y almorzaron desde que anoche se confirmó que Olivieri padece COVID-19.


A veinte días para la reanudación de la Copa Libertadores, hay incertidumbre y preocupación en el club de Núñez, pensando en la vuelta a la competencia frente al San Pablo, el 17 de septiembre. Un dato no menor es que la Conmebol permitió que las listas tengan hasta 40 jugadores, debido a que se permite un mínimo de siete para disputar un partido. Si esa cantidad no se alcanza, el encuentro se le dará por perdido al club en inferioridad numérica.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro