• Gustavo Yarroch

Los dos motivos por los que River contempla la chance de jugar de local en su predio de Ezeiza

Existen dos razones que impulsan la idea de que el equipo de Núñez busque la aprobación para actuar en su anexo deportivo. ¿De qué depende la eventual mudanza?


River puede llegar a experimentar una situación completamente inédita para el fútbol argentino a nivel de Primera División: jugar como local en su anexo deportivo. Nunca en la historia de la máxima categoría un club fue anfitrión en esa condición, más allá de que uno de los predios de Rosario Central se utilizó con ese fin cuando la cancha pertenecía a Real Arroyo Seco y era alquilada por Tiro Federal en el Torneo Apertura 2005. Sin embargo, las instalaciones mencionadas de Central cuentan con tribunas (capacidad para 10.000 espectadores), iluminación, cabinas y otros requerimientos mínimos para la ocasión.


A diferencia del ejemplo mencionado, el predio que River tiene en Ezeiza (River Camp) está autorizado para que allí se disputen compromisos correspondientes a la Reserva, Divisiones Inferiores y Fútbol Femenino. Hay siete canchas, pero la número 1 es la que pensaron el cuerpo técnico y la dirigencia, para el equipo de Primera División debido a que tiene el mejor campo de juego y posee ocho torres de iluminación con una potencia similar a la del estadio Monumental -es decir 1.500 lumens- y tres vestuarios: local, visitante y para árbitros.


¿Cuáles son los motivos por los que River analiza una mudanza para jugar sus encuentros oficiales? Una es la idea de resembrar el césped del Monumental, sumado a que su estado actual, a dos meses de volver a actuar allí, está lejos de ser óptimo. La otra razón está directamente vinculada a una cuestión económica: mientras abrir el estadio en Núñez demanda alrededor de siete millones de pesos, esa suma se reduce a la mitad o menos para el predio de Ezeiza.


WEST HAM SE FIJA EN UN DEFENSOR ARGELINO: ¿PELIGRA EL PASE DE MONTIEL?


Tras las malas experiencias reiteradas luego de cada receso, Marcelo Gallardo pretende que el pasto del Monumental presente mejores condiciones y ofrezca ciertas garantías, dado que influye en el juego rápido y de circulación fluida de la pelota que propone el técnico. Por eso recién ahora se puso sobre la mesa la idea de invertir en un terreno que incluya césped sintético, es decir un mix entre césped natural y artificial, tal como sucede en distintos campos del fútbol brasileño. Aunque antes de avanzar con esa posibilidad se necesita un panorama claro que requiere de un análisis exhaustivo antes de iniciar las obras.


No es tan sencillo que River reciba la habilitación para actuar en la Copa Libertadores en el predio ubicado a metros de la colectora de la Ruta 205. Para empezar, necesita el visto bueno tanto de la AFA como de la Conmebol. A priori, no parece sencillo que el máximo organismo del fútbol continental pueda aprobar esa localía, pero llegado el caso se verá si River realiza una petición al respecto.


¿Y en el ámbito doméstico? Se supone que no debería haber dificultades. Con todo, desde la Comisión de Estadios de la AFA no existe un veredicto porque se debe realizar una inspección y revisar de manera minuciosa si la infraestructura puede tener una excepción, sabiendo que el reglamento exige un mínimo a nivel de capacidad que ni siquiera está cerca de los 7.000 lugares contemplados por el extinto Comité Ejecutivo de la Superliga. En ese sentido, el hecho de que los partidos serán a puertas cerradas restaría dificultades.


Con respecto a las refacciones, hay requisitos ineludibles para buscar el visto bueno en Ezeiza: como el regreso del fútbol será sin público y únicamente con la transmisión oficial de TV, es fundamental que haya por lo menos una cabina en cualquiera de las dos tribunas de River Camp. Además, debe haber un funcionamiento perfecto del WIFI -un problema recurrente en el predio- y lugar para ubicar las cámaras, incluyendo andamios o estructuras tubulares. Además, es imprescindible que no sólo den el OK los organismos que rigen el fútbol, sino también la APREViDe y el municipio.


En síntesis, la idea de que el equipo de Gallardo juegue en River Camp es una posibilidad que hoy cuenta con un 50% de chances. El resto es para el estadio Monumental. La mudanza a Ezeiza de ninguna forma es fácil en materia de permisos, pero el modelo implementado por Real Madrid con el estadio Alfredo Di Stéfano (casa de Real Madrid "B") en la Ciudad Deportiva de Valdebebas, en las afueras de la capital español, alimenta el plan que estudian el cuerpo técnico y la Comisión Directiva.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro