• Gustavo Yarroch

Los futbolistas que tienen que regresar a River y las situaciones de los cuatro que quedan libres

Tres jugadores deben volver al club de Núñez en julio, mientras que otros necesitan resolver sus respectivas situaciones contractuales.


Tras lograr la clasificación a los octavos de final de la Copa Libertadores, el plantel de River comenzó las vacaciones sabiendo que el regreso a los trabajos puede llegar acompañado de varias novedades. Como es habitual en cada mitad de año, hay movimientos fuertes en el mercado de pases: altas, bajas, futbolistas que regresen de sus respectivos préstamos y otros que se van al finalizar sus contratos.


Mientras Lucas Pratto ya volvió a Buenos Aires desde el Feyenoord al ponerle punto final de manera anticipada a su préstamo para continuar con la extensa rehabilitación que demanda la lesión que sufrió en el tobillo derecho, Joaquín Arzura próximamente deberá retornar de Grecia, donde vistió los colores del Panetolikos. El otro jugador que retornará es Nahuel Gallardo, sin suficiente continuidad en Defensa y Justicia.


JULIÁN ÁLVAREZ, UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN Y UN LLAMADO A LA SELECCIÓN CON SABOR A PREMIO


Con respecto al plantel actual, entre los 33 dirigidos por Marcelo Gallardo hay cuatro jugadores que el próximo 30 de junio culminarán sus vínculos. Se trata de Rafael Borré, Jorge Moreira, Javier Pinola y Leonardo Ponzio, cuyos panoramas son bastante diferentes.


¿Cómo se perfila cada caso? El delantero colombiano representa la principal incógnita, teniendo en cuenta que la dirigencia buscará realizarle una buena propuesta económica para firmar un nuevo convenio una vez que se haya vencido el actual, sabiendo que no habrá que hacer uso de la opción de compra que puso Atlético de Madrid por un 25% del pase. En cambio, el defensor paraguayo se marchará con el pase en su poder, debido a que no hubo ninguna oferta de otro club por él ni tampoco intenciones de retenerlo ante la ausencia de llamados para iniciar negociaciones.


A diferencia de sus compañeros, Ponzio y Pinola tienen encaminada la extensión de sus respectivos vínculos. Fundamentales para la línea que pretende Gallardo en el día a día tanto por la ascendencia en el plantel como por el manejo de vestuario y el espíritu competitivo que pregonan, ambos se perfilan para renovar pese a tener 39 y 38 años, respectivamente. Lo más probable es que Ponzio juegue hasta diciembre y luego se retire, tal como anunció recientemente. En cuanto a Pinola, habrá que ver si renueva por uno o por dos años.


1 comentario