• Gustavo Yarroch

Los pro y los contra de River a la espera de la reanudación de la Libertadores

Con 17 días de preparación por delante para visitar a San Pablo, existen aspectos positivos y negativos para el equipo que dirige Marcelo Gallardo.


La preparación de River dista bastante de lo que pretende Marcelo Gallardo para encarar las cuatro fechas restantes en el Grupo D de la Copa Libertadores. Apenas cinco semanas de pretemporada, un tiempo insuficiente en relación a los rivales inmediatos (San Pablo y Binacional), que llegarán con más ritmo de competencia a sus compromisos.


Ante ese escenario, River tiene desventajas considerables, pero también existen algunos aspectos positivos de cara al regreso previsto para el jueves 17 de septiembre, cuando a partir de las 19 hora argentina juegue en el estadio Morumbí. Apenas cinco días después será la presentación en Lima, con regreso a Buenos Aires de por medio.


A la hora de analizar los pro, hay que mencionar las bajas de San Pablo, un alivio a priori para River: el club brasileño no podrá contar con un astro mundial como Dani Alves, víctima de una fractura en la muñeca derecha, ni con el experimentado atacante Alexander Pato, recientemente desvinculado.


Otro dato alentador y que resulta significativo para las aspiraciones de River es que deberá visitar a Binacional en el estadio Nacional de Lima, un contexto muy diferente a la adversidad natural de los 3.824 metros sobre el nivel del mar de Juliaca, donde tiene su escenario el conjunto peruano. Por supuesto que ese cambio de sede no implica un triunfo seguro, pero incrementa seriamente las chances de ganar en vez de ir a la altura sabiendo que las posibilidades de perder serían enormes.


A nivel futbolístico, es difícil hallar motivos de peso para que River se ilusione con un retorno exitoso en la Libertadores por el mayor rodaje con que llegará San Pablo, aunque cabe resaltar que hasta ahora mantuvo la estructura titular y con una respuesta física por encima de lo esperado en la reanudación de los entrenamientos, el lunes 10 de agosto.


LAS DIEZ FRASES SALIENTES DEL MÉDICO DE RIVER SOBRE EL CORONAVIRUS Y EL PROBLEMA DE LA BURBUJA


Sin embargo, hay inquietudes. Son diversos los contra que tiene River. Para empezar, la inactividad: si no surge algún tipo de modificación en el calendario de la Conmebol, el conjunto de Núñez tendrá seis meses sin un solo partido oficial cuando visite al San Pablo. Pese a que está abierta la posibilidad de jugar amistosos contra equipos argentinos, esa intención está condicionada a los resultados de los hisopados de hoy y del próximo jueves, y luego a que el Ministerio de Salud de la Nación autorice la disputa de ese tipo de encuentros.


La realidad indica que, de no haber suspensiones, San Pablo recibirá a River después de tener 13 presentaciones por los puntos. Desde que volvió a jugar, registra cinco triunfos, un empate y tres caídas. Con 13 puntos, está segundo en el Brasileirao al cabo de seis fechas, a dos unidades del líder, Inter de Porto Alegre.


Binacional también tendrá cierto rodaje cuando River se presente en Lima, el martes 22 de septiembre, a las 21.30 hora argentina. El equipo del sur peruano ya sumó ritmo de competencia en la caída 3-2 ante Academia Cantolao y debe disputar seis partidos más antes de medirse frente al club de Núñez: cinco en el torneo de su país y el duelo contra Liga de Quito por la Libertadores.


Aunque el fútbol no respeta lógicas y cuenta con un gran margen para la sorpresa, la coyuntura obliga a pensar que River afrontará obstáculos en su vuelta a la Libertadores. Gallardo, amante de los desafíos, deberá buscar la manera de maquillar la ausencia de fútbol para que sus dirigidos estén a la altura de las circunstancias en sus dos encuentros con un lapso de apenas cinco días.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro