• Gustavo Yarroch

Matías Suárez, el desequilibrante

Actualizado: feb 18

El delantero de River tiene una enorme cuota de injerencia en los resultados positivos del equipo desde que llegó en enero de 2019. Un repaso por sus increíbles estadísticas.



Apenas dos goles en trece presentaciones tenía Matías Suárez en la Superliga pasada cuando Marcelo Gallardo decidió conseguir su número de teléfono y utilizar el prefijo 351 para llamarlo. El fuerte compromiso del delantero con Belgrano podría haber sido una barrera inexpugnable, pero la capacidad de convencimiento que tiene el técnico pudo más y la dirigencia de River desembolsó 2.350.000 dólares para cumplir con el deseo del Muñeco.


La edad de Suárez (31 años; nació el 9 de mayo de 1988) podía generar dudas en torno a su rendimiento, pero la realidad mostró rápidamente que el atacante cordobés está capacitado para ofrecerle mucho a River. Tal es así que en su estreno marcó un gol para contribuir en el 4-0 sobre Godoy Cruz, el 30 de enero de 2019.


No se trató de un episodio aislado ni nada por el estilo. Al contrario, fue una carta de presentación que sirvió para entender que River había sumado un atacante de jerarquía internacional y dispuesto a ser decisivo de una manera u otra. Autor de un tanto y responsable de dar la asistencia en otro, Suárez apareció en la revancha de la Recopa Sudamericana ante Atlético Paranaense para hacer su aporte determinante en el 3-0.


Fundamental para vencer a Unión, debido a que generó peligro constante y envió el centro para que Ignacio Fernández marcara la igualdad transitoria, el "Oreja" es el punta más desequilibrante de River sumando todos los rubros. La estadística marca que en sus 44 partidos oficiales registra doce goles, diez asistencias, cuatro penales generados y la intervención que forzó un gol en contra en beneficio del conjunto de Núñez.


Más allá de tener a Rafael Borré como uno de los goleadores de la Superliga, Gallardo cuenta con Suárez como una pieza indispensable para lastimar a los rivales. Una prueba de eso se vio en Santa Fe, donde entendió cómo romper la estructura defensiva de Leonardo Madelón. "Cuando hay pocos espacios, trato de buscar diagonales para afuera para sacar defensores y después me queda para tirar un pase o un centro", explicó, en relación a la jugada que permitió el cabezazo de Nacho. Esa inteligencia es la que le otorga un plus que al Muñeco tanto seduce para sostenerlo entre los once por encima de Ignacio Scocco y Lucas Pratto.



Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro