• Gustavo Yarroch

Ni Gallardo sabe qué hará después de diciembre, pero el marco está dado para que siga

El técnico de River continúa eludiendo cualquier tipo de indicio concreto sobre su futuro, aunque sus decisiones ofrecen señales que invitan a pensar en el deseo de permanecer por un lapso mayor al de su contrato actual.


River atraviesa un año especial tanto por las elecciones que cambiarán ineludiblemente el nombre del presidente, luego de dos gestiones consecutivas de Rodolfo D'Onofrio al frente de la institución, como por la situación que tiene como protagonista central a Marcelo Gallardo. Es que el contrato del técnico rige hasta el próximo 31 de diciembre, días después que se realicen los comicios para la renovación de autoridades por un período de cuatro años.


Sin negociaciones ni ofrecimiento de extensión del vínculo hasta el momento, Gallardo no dio indicios concretos su futuro profesional más allá de este año. Fiel a su estilo, es cauto en cada aparición pública, pero reconociendo la importancia que tiene River en su vida. "No necesito irme para demostrar que puedo ser mejor entrenador y tampoco tengo el deseo de quemar etapas para ponerme a prueba. Eso lo hago todos los días acá, porque requiere una exigencia máxima. Además, quiero estar cerca de los míos y así vivo feliz", aseguró el sábado, luego de la victoria 3-0 ante Rosario Central.


RIVER Y LA NECESIDAD DE REALIZAR UNA ADAPTACIÓN AL NUEVO CAMPO DE JUEGO


Lejos de ponerse plazos y generar falsas expectativas, el "Muñeco" prefiere afrontar cada momento con responsabilidad y entusiasmo: "Hoy disfruto lo que hago y vivo el día a día. Eso me hace no pensar. No sé hasta cuándo voy a estar. Va más allá del vínculo que tengo hasta fin de año, que no cuenta a la hora de evaluar. Lo que hoy no parece cercano, quizá mañana lo es".


La realidad es que ahora no hay ningún tipo de tratativa para prolongar la estadía de Gallardo en River, aunque está claro que todos los candidatos a presidente (Jorge Brito, Antonio Caselli, Carlos Trillo, Leonardo Barujel y Matías Barreiro) quieren seguir contando con él a cargo del equipo a partir del año próximo.


Si bien es aventurado hablar sobre el futuro del técnico, las señales de su trabajo dan cuenta de que el marco está dado absolutamente para que siga y su continuidad dependerá exclusivamente de su voluntad, debido a que reúne el consenso de todos.


Además, la edad de los refuerzos -a excepción de Jonatan Maidana, son todos sub-25- exhibe que hay una mirada hacia el futuro y una posible idea de Gallardo de potenciarlos con la camiseta de la banda roja. A eso hay que agregar la solicitud por parte del técnico de la reciente obra concluida en el moderno campo de juego y, desde luego, el proyecto de Divisiones Inferiores que encabeza el propio "Muñeco", amparado en una serie de principios básicos para respetar el ADN futbolístico de River.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo