• Gustavo Yarroch

Por qué es casi imposible que el fútbol vuelva dentro del primer semestre

Las razones que influyen de manera directa en el regreso de la actividad. Calendarios, preparación física y riesgo de contagio. ¿Cuándo se podrá jugar otra vez?


"El fútbol es lo más importante de las cosas menos importantes". La máxima cobró mucha repercusión durante los últimos años. En tiempos de incertidumbre total por el avance del coronavirus y sus consecuencias a nivel sanitario y económico, esa frase tiene mayor vigencia que nunca, sobre todo ante la falta de indicios concretos para que regrese el deporte que tanto interés genera en todo el planeta. La parte que le toca al fútbol argentino muestra un escenario complejo. Más allá de las presiones de diferentes actores para que la competencia vuelva cuanto antes, la realidad y las proyecciones se encargaron de darle un golpe a cualquier especulación. "Mayo me parece el peor mes", sentenció el presidente Alberto Fernández cuando fue consultado por radio Mitre sobre el retorno de los torneos. Sin pistas ni fechas concretas, el jefe de Estado se mostró cauto en cuanto a plazos, pero firme para dejar en claro qué lugar ocupa la pelota: "El fútbol es una de las actividades que más van a sufrir la salida de la cuarentena, aunque sin espectadores se puede ir flexibilizando poco a poco. El fútbol, el cine, el teatro... esas cosas van a sufrir". El pico de la pandemia en Argentina se espera para la segunda quincena de abril o durante mayo. Por lo tanto, el fútbol tendrá que esperar. Recién a partir de junio podrían llegar a presentarse las condiciones para que los planteles regresen a los entrenamientos. Pese a que los jugadores cumplen rutinas físicas en sus respectivos hogares, necesitarán una puesta a punto de tres semanas a un mes de duración para que la alta competencia no pierda nivel. Ante esa coyuntura razonable, julio es el mes que se perfila en el mejor de los casos para que vuelva el fútbol. Para eso deben darse las garantías sanitarias, teniendo en cuenta que cada equipo mueve mucha gente alrededor: no sólo hay que centrarse en los jugadores, sino también en sus entornos familiares, el cuerpo técnico, los utileros, cocineros y demás personas que participan en la vida cotidiana. Hoy la situación marca que no está dado un mínimo marco para que vuelva al fútbol. Además, muchos planteles se pusieron firmes en que no haya entrenamientos hasta que el coronavirus se aleje. El público tendrá que armarse de paciencia para ver de nuevo el torneo de Primera División. Y la tolerancia tendrá que aumentar su capacidad pensando en la Copa Libertadores, cuyo calendario estará sujeto a que las diez ligas de Sudamérica estén en marcha para que ningún país quede exento.


Montreal Yarroch.png
Diseño sin título (3).png
Diseño sin título (4).png
Diseño sin título (5).png
Captura de Pantalla 2019-11-20 a la(s) 1
Banner web.png

Gustavo Yarroch

  • Instagram - Negro Círculo
  • LinkedIn - Círculo Negro