• Gustavo Yarroch

River y los arqueros improvisados: cuáles son los antecedentes

Doce jugadores tuvieron que atajar por diferentes circunstancias a lo largo de la historia del club. ¿Quién es el candidato para ocupar el arco frente a Santa Fe?


Tras la negativa de la Conmebol para rechazar la solicitud de River con el propósito de incluir a Leonardo Díaz y Agustín Gómez en reemplazo de dos arqueros contagiados de COVID-19, Marcelo Gallardo tendrá que recurrir a un jugador para atajar este miércoles, cuando el equipo de Núñez reciba a Independiente Santa Fe, por la quinta fecha del Grupo D de la Copa Libertadores.


El principal candidato para utilizar los guantes y ponerse el buzo por primera vez en su carrera es Enzo Pérez, quien padece una distensión en el isquiotibial derecho y hoy por la tarde ocupó el arco durante el entrenamiento de River en el predio de Ezeiza. Ante la necesidad de presentar una formación compuesta por once futbolistas para dar la menor cantidad posible de ventajas, el mendocino ensayó para ser el guardameta excepcional a raíz de la ausencia de Franco Armani, Enrique Bologna, Germán Lux y Franco Petroli, los arqueros anotados y contagiados.


River tendrá que utilizar un jugador como arquero provisorio titular por primera vez en su historia desde que se instauró el profesionalismo en 1931. Aunque es una situación atípica, el club de Núñez tuvo que recurrir a un futbolista como guardavalla excepcional en doce oportunidades por diversas circunstancias, pero nunca desde el comienzo de un partido.


D’ONOFRIO Y EL BROTE DE COVID: DIEZ FRASES DEL PRESIDENTE DE RIVER


La última vez que un jugador tuvo que sacrificar su posición natural para ir al arco de River ocurrió el 28 de abril de 2002, cuando el conjunto dirigido por Ramón Díaz igualaba sin goles contra Racing y Ángel David Comizzo fue expulsado a los 45 minutos del segundo tiempo. Martín Demichelis decidió reemplazarlo al no haber más cambios disponibles y luego de que el tiro libre de Claudio Úbeda diera en la barrera, llegó la famosa corrida de Nelson Cuevas para el 1-0 definitivo en el estadio Monumental.


Con tres ocasiones como arquero excepcional, Fabián Basualdo quedó en el recuerdo de miles de hinchas de River. El exdefensor tuvo su bautismo el 21 de octubre de 1990 por una lesión de José Miguel, mientras que las siguientes veces fueron por sendas expulsiones de Oscar Passet y Comizzo.


También quedaron registrados en el arco el uruguayo Gabriel Cedrés y el colombiano Juan Pablo Ángel como protagonistas de sendos episodios en 1996 y 1998 frente a Rosario Central y Deportivo Español, respectivamente.


¿El primero de todos? Sucedió el 30 de abril de 1933, cuando Vicente Ruscitti ocupó el arco por Angel Bossio, mientras que Alfredo Di Stéfano tuvo que hacer lo propio durante unos minutos en lugar de Amadeo Carrizo (sufrió un malestar) nada menos que en el Superclásico que River le ganó 1-0 a Boca el 31 de julio de 1949, con gol de Ángel Labruna.


Además de los casos mencionados, completan la insólita nómina los siguientes futbolistas: Héctor Ferrari (1948), Manuel Barbeito (1950), Héctor De Bourgoing (1958), Julio Nuín (1959) y Ricardo Lazbal (1976). Entre ellos cinco hay que resaltar que Nuín le atajó un penal a De Zanzo en la caída 1-0 ante Atlanta (gol de Carlos Timoteo Griguol), el 27 de septiembre de 1959, en la cancha de Huracán.


0 comentarios